jueves

1994

una jeringa de adrenalina en medio de la diana dibujada con drypen rojo
en la sala de emergencias del dealer de turno puede tener/ a cierta hora/
el sabor de una malteada de cinco dólares servida por camareras platinadas/
no se necesita más que eso para que vuelva a casa una mujer/ sigue un
rastro de cristal/ pulverizado/ como si viajara por la carretera salvaje en
un chevy malibú del sesenta y cuatro/
no hay nada tan sagrado como ese regreso a la vida/ si mantenemos fuera
de la cuenta/ es cierto/ el modo en que cruza las piernas y las deja
pendientes por detrás
de su espalda/ acostada/ sobre el ajado bajovientre de un vestido oscuro/
pegado al cuerpo/

¿quién puede sentirse a salvo de mirarla?

todos tienen derecho a su instante de resurrección
aunque luego un golpe de suerte los regrese
al entramado metálico de un balazo que se escapa
en el asiento trasero de un auto/

pero no le estaba permitido el escándalo
tampoco
a ella
se va entonces/ rumbo a las islas canarias/ el samurai de tenessee/
el alma recuperada
en un maletín de cuero negro


(Quentin Tarantino filma Pulp Fiction)

Pulse aquí­ para leer el siguiente poema

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home