jueves

1993

entre la montaña se comprime a sí mismo el monasterio de rezevitsi/
el intervalo de ladrillos claros y ocres
parece medir el tiempo como un reloj de barro/ no cae/
arena fina en el vidrio de los conos que se tocan en las puntas/
está detenido/ cocidos en el fuego del horno y suavizados
tres días más tarde
con un poco de agua/ antes/ de ponerlos unos sobre otros
y formar los muros que no dejan/ que se caiga/
reloj de barro el monasterio de rezevitsi
protege al tiempo de esa pulsión a transcurrir
que tienen los siglos que terminan/
la montaña lo ayuda/ relicario de roca que lo envuelve

(El monasterio de Rezevitsi resiste en medio de las guerras balcánicas)

Pulse aquí­ para leer el siguiente poema

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home