miércoles

1965

un débil resplandor es el eco del calor del estallido
no queda más nada que ese registro opaco
del hidrógeno primigenio
del helio
de los tres primeros minutos del universo
las estrellas más antiguas
nacieron después
hechas de litio
y hojarasca
la noticia pasa inadvertida
parece caer
como una lluvia liviana
sobre los sudorosos hombros de las autoestopistas de nebraska
los restos del big bang se llevan esta temporada
como un saco liviano

(Penzias y Wilson dan a conocer la radiación de fondo de microondas, considerada un rastro de los primeros momentos del big bang)

Pulse aquí­ para leer el siguiente poema

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home