sábado

1936

anna kovaleskaya tenía veinticuatro años cuando paseaba por la plaza
de yakust
y tomaba el té en anchas tazas negras
con una fina guarda naranja rodeando el borde
todavía no se ha borrado su rastro en la plaza
ni en las tazas todavía
tibias
de anna kovaleskaya
la nieve
y el nevado prado de sakha no saben
qué hacer
con el rosado de su cielo
ni con la espera
en el café samushenko

todas las ciudades deberían tener
un café samushenko
una plaza con nieve
un prado rosado
una fina guarda naranja rodeando su borde
el modo en que espera
recostado el rostro en una de sus manos
la belleza acodadade anna kovaleskaya

(Anna Kovaleskaya tenía veinticuatro años)

Pulse aquí­ para leer el siguiente poema

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home