jueves

1906

hay un invierno también en el claro invierno de lituania
una pared de piedra la madera de los muebles de gandskow
porcelana
en la vitrina saqueada de los señores de valaquia
no se ha perdido el hábito
de esperar por bonaparte
escribir largas cartas al boulevard sebastopol
leer los signos de un modo equivocado
la costumbre plomiza de las linotipos
en los que sueñan con volver a ser polonia

el tren te lleva
desnuda los campos
para que puedas ver
el báltico adelante
vírgenes polacas
visten los altares
el sacrificio de la sangre no caduca
la dolorosa
carga el manto negro
-tan bordado-
que quitó de los hombros de la hija de la marca
te lleva también la pauta
de la perlada parroquia
en el lacre guardado

¿quién ha escrito tu nombre?

(Languidecen los últimos intentos de que Lituania vuelva a ser Polonia.)

Pulse aquí­ para leer el siguiente poema

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home