jueves

1903


el espíritu de los muertos observa al corredor de bolsa de parís
sus años en el perú
las diez islas volcánicas al sur del océano pacífico
la delgada hoja de acero encerrada entre palabras para evitar
cortes profundos
en la piel/ observa
detrás de la máscara hecha con un coco vaciado
todo lo que el más reciente entre los muertos tenía
para enseñarle
al efecto de la lluvia después del mediodía en la calle saint honoré

la pulsión que pudo haber sentido años más tarde por el cuerpo
de la hija de joaquín nin y castellano/ recién nacido en la casa del incesto
por el corazón
granate como el que sangra en las manos de una virgen
en las cuatro moradas de florencia
y por el otro cuerpo
que también sangra
arrastrado por la turba en el palacio de los obrenovic
el deseado cuerpo de draga

hay un cuerpo más incluso
entre las manos del muerto más reciente
un cuerpo tendido en la siesta de la isla dominica
el cabello mojado sobre la almohada blanca
el azul del fondo
el espíritu de los muertos tiene una armadura negra y las desea a todas
por eso hiere de muerte al que podía disputarle la delicia
de la virgen de la granada
de la niña recién nacida
de la amante amoratada de alejandro obrenovic
de la muchacha de la siesta

tantos han muerto en la aldea de atuana un nueve de mayo y sin embargo
la armadura
la lluvia
la virgen
la hija recién nacida de joaquín nin y castellano
el amoratado cuerpo/ no tienen ojos
más que para uno entre los muertos

así sucede siempre
con los muertos de atuana
los arrastra el acero de la lluvia
el tono dominante del paisaje
la trayectoria detenida del muerto más reciente/ condenado a muerte
por fosilizar el alma de la siesta
de la muchacha de atuana
sin dejar que se evapore en pazla efímera catedral de su pelo mojado


(Muere Gaguin en Atuana mientras El espíritu de los muertos observa desde uno de sus cuadros. Nace Anais Nin. Las turbas matan a Draga, amante esposa del rey de Serbia.)

Pulse aquí­ para leer el siguiente poema

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home